0 elementos

Tratamiento del Bruxismo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit es

sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo c

se cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborumident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborumint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum

Título

Subitulo

Título

Subitulo

Título

Subitulo

Tratamiento del bruxismo

Tratamiento del Bruxismo

El bruxismo consiste en apretar o rechinar los dientes de forma continuada, de forma más marcada durante la noche. Esto genera dolor de cabeza y/o cuello, dolor o presión mandibular, insomnio, alteración de la articulación temporomandibular, así como desgaste de piezas dentales y prótesis. 

Esta patología que reduce la calidad de vida de quienes lo padecen, se trata de forma muy efectiva con toxina botulínica. Se consigue un efecto rápido y duradero con una sola administración en consulta.  El tratamiento consiste en inyectar una cantidad suficiente  de toxina botulínica en los músculos maseteros, localizados a los lados de la mandíbula.

Esto genera una relajación en su contracción en los días posteriores que hace que se elimine la sintomatología asociada. 

La consulta dura aproximadamente ya que debemos realizar una historia clínica para valorar si es un tratamiento adecuado para ti y también para descartar contraindicaciones.

En esta primera consulta se explica en qué consiste el tratamiento y los posibles efectos adversos. Tras la explicación, paciente y médico firman el consentimiento informado y posteriormente se procede a  inyectar la toxina en condiciones de asepsia y finalmente dar las indicaciones post tratamiento. 

Es un procedimiento prácticamente indoloro, ya que la inyección se realiza con agujas muy finas.

El efecto dura entre 6 y 12 meses, tras lo cual puede realizarse una nueva sesión.

Tratamiento del bruxismo

Solicitud de información

Aceptacion RGPD

5 + 11 =